Diputado Barrera afirmó Fogape Reactiva enmascara un negociado bancario

Valparaíso, 24 diciembre 2020.- El diputado Boris Barrera señaló que el proyecto que modifica el Fondo de Garantía para Pequeños Empresario (Fogape Reactiva) que el gobierno ingresó al parlamento para su discusión inmediata y despachado a segundo trámite, solo busca garantizar préstamos que otorgan los bancos privados con platas fiscales de modo que éstos no corren riesgo alguno.

En su intervención en la sesión de la sala de este jueves, el diputado integrante de la comisión de economía cuestionó también la actitud del Ejecutivo de discutir un proyecto de enorme relevancia, pero sin debate, incluso sin considerar la opinión de los principales gremios de las micro y pequeñas empresas del país, excepto a los bancos, pese a lo señalado por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

“Con una pistola al pecho y bajo amenaza de denunciar públicamente a quienes no apoyan sus proyectos, el gobierno nos obliga a votar en horas proyectos que el propio gobierno quiere que rija hasta 2028. O sea, no tiene la urgencia que le asignan y perfectamente pudimos darle un trámite decente. No obstante, con la discusión inmediata y mezclado con el reajuste, tramitamos este proyecto”, señaló Barrera.

El diputado afirmó que el gobierno envía un proyecto para ayudar a los bancos, como lo hizo en la postergación de los créditos hipotecarios, para “garantizar préstamos que otorgan bancos privados con platas fiscales de modo que no corren riesgo alguno”

Agregó que “utilizando el COVID como traje a la medida, se enmascara un negociado bancario que consiste en prestar dinero propio con ganancias propias mientras el Estado corre los riesgos”   

Barrera puntualizó que la iniciativa del Ejecutivo no apuntaba a ayudar a las pequeñas empresas y eso fue lo que expuso en la discusión en particular y en las indicaciones que ingresaron. “Lo que hacía era contrario al interés expresado por los parlamentarios que enviaron la carta al ministro Briones pidiendo un FOGAPE 2.0. Lo que hacía era dejar abierta la puerta para ayudar a las grandes empresas y eliminó la fijación de la tasa con lo cual agrava la situación de las empresas en riesgo, que son muchas y ayudaba a los bancos”  

Sobre la principal crítica al proyecto surgida desde los gremios del sector en cuanto a flexibilizar la tasa de interés, el diputado indicó que “del 100% de los recursos del fondo garantizado, que beneficia a alrededor de 300 mil empresas, solo el 3% de esas, absorbe el 50% del FOGAPE. El resto, el 97% tienen acceso al 50% de fondos garantizados. Esto demuestra que el camino no es flexibilizar la tasa, ahora en 3%, ni tampoco mantener el acceso a este fondo en manos de grandes empresas. Hay que focalizar este beneficio priorizando quienes dan empleo y no aumentando la tasa”

Finalmente, Boris Barrera afirmó que “debatir proyectos a punta de discusiones inmediatas cuando involucran estas cantidades de recursos de efectos a mediano plazo que son significativos, es una práctica que menoscaba la función congresal y corroe las bases del diálogo y la convivencia”